Al conductor no le gustó algo que vio, preguntó, y cuando le informaron que era un tema de costos y sindicato, puso el grito en el cielo.

Este martes 5 se vivió un momento de mucha tensión en el Bailando 2023. Claramente se vio que comenzó como una humorada de Marcelo Tinelli, pero con el correr de los minutos creció en tensión y ya para el final de la situación, incluso en su rostro, se vio un cambió de semblante.

Se dio cuando terminó de bailar Anabel Sánchez, que Tinelli les reclamo a las jefas de coach, Lolo Rossi y Eugenia López, porque había un grupo de bailarinas haciendo la coreografía a un costado de la pista. Les fue a preguntar por qué no las ponían detrás de la pareja de baile, y la explicación no solo lo enojó, sino que le perduró todo el programa.

“Te juro por Dios, y lo estoy diciendo enserio, eh, ¿por qué hay tanto bailarines que bailan al costado? ¿Por qué no bailan adelante? No sé si están adentro, si están afuera, si están jodiendo, sin son de grupos independientes, si pertenecen a la coreografía. No quedó nada clara la explicación de ustedes de por qué no pueden entrar bailarines a la pista”, comenzó Tinelli.

Lolo tomó la palabra, y le explicó: “Bueno, los hacemos entrar, lo que pasa es que cuando se generan ensayos, cuando las coreografías tiene que ser ensayadas y nos ocupan más tiempo, hay que pagar. Y son bailarines todos, no necesitamos ensayar”.

Marcelo quiso saber para qué están, si no se ven, pero le explicaron que en televisión sí, que las cámaras los toma, pero no lo conformó la explicación. “Pero yo lo quiero ver acá, no voy a poner la pantalla de Flow en el teléfono para ver cómo va mi programa”, subrayó

No conforme quiso, hizo ingresar al grupo de baile, siguió con el tema, y hasta intervino su productor, Fede Hoppe, que le hizo señas de que es muy costoso su pedido. Pese a eso, Marcelo siguió en su reclamo, y López, ya cansada también, soltó: “Bueno, a partir de ahora lo vamos a hacer de frente. Si usted lo habilita van de frente”.

Eugenia volvió a pedir la palabra, y le dijo: “Todo esto está consensuado con todo un equipo de producción, obviamente no es una decisión nuestra”. “¿Quiénes son los productores que hablaron esto?”, la interrumpió el conductor.}

En eso, fue a buscar a Guillermo Hoppe, otro de los productores, y le dijo: “¿Qué está pasando que todos hacen señas? No entren, no entre, nos fundimos. ¿Qué está pasando? ¿Nos estamos fundiendo y no nos damos cuenta? Y Guillermo le explicó: “Es un tema de actividad. El baile es una actividad, que pasa por un sindicato, y si paga…”. “Ah, por el sindicato”, lo intervino Tinelli. “¿Hay alguien del sindicato acá? Hoy ni vienen siquiera”, agregó.

El productor le explicó que interviene el sindicato de Actores y, enojado, Marcelo sumó: “Tienen 200 actores acá, les damos laburo a 200 tipos, y lo que menos podría hacer es quejarse de que 8 flacos que están sin ensayos se paren acá. ¿Nos van a cobrar por esto? Dale, dejate de romper las bolas”.

Luego fueron a votar, dieron vuelta la página, pero Marce siguió con su rostro ofuscado. Anita Martínez Bicho Gómez quisieron hacer un chiste y los frenó en seco, y les pidió seriedad. Luego quiso hacer lo propio su primo El Tirri, y también lo retó, le dijo que se lo tomara en serio. Mala jornada para el conductor.

Por Prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *